Civiles gaseados hasta la muerte en un ataque químico en Siria

/
0 Comentarios
Ha vuelto a ocurrir, el pasado sábado, 7 de abril de 2018, un nuevo ataque químico (con gas venenoso) en Siria, dejaba más de 50 muertos según la Sociedad Médica Sirio-Americana y el grupo de rescate de los Cascos Blancos. Otras organizaciones elevan la cifra a 150 muertos. Además, 500 personas han sufrido síntomas de asfixia.

Los testimonios afirman que familias enteras, entre ellos mujeres y niños, morían gaseadas y ahogadas en una espeluznante escena, tras el nuevo ataque químico en la ciudad de Duma, en Guta Oriental, la única zona controlada actualmente por rebeldes en la región de Damasco.

El objetivo a batir, era una zona repleta de subterraneos, que servía a los civiles desde hace meses, para esconderse de los ataques en Guta. Al ser el gas más pesado que el oxigeno, queda atrapado en los subterráneos, con letales consecuencias para quienes se encuentran dentro.

Aunque aún se desconoce la autoría del crimen, algunos equipos de emergencia, y los propios rebeldes, acusan al régimen sirio de lanzar el ataque, algo que Damasco niega. 

Según el régimen, se trata de un intento del Ejército del Islam, por obstruir el progreso del Ejército Árabe Sirio, que está progresando hasta el control total de la región de Guta Oriental. 

Rusia, por su parte, también desmiente que el régimen sirio sea autor de este crimen atroz.

Donald Trump, por el contrario, ha expresado su foribunda condena contra este ataque, anunciando que investigará la autoría del régimen sirio y tomará las medidas pertinentes, sopesando una respuesta militar contra el mismo. EEUU señala como corresponsables a Rusia e Irán.




Tal vez te gustaría leer

No hay comentarios: