Pekín derriba viviendas para combatir la superpoblación

/
0 Comentarios
Pekín, con más de 21 millones de habitantes, es una de las ciudades más pobladas del mundo, a la par que contaminada. Dos problemas a los que el gobierno de la capital china, ha decidido poner freno, con políticas drásticas, que generan una importante controversia entre la sociedad china, a mayor nivel incluso, que la del hijo único.

Ya a finales del año pasado, se propuso por el gobierno de Pekín, la demolición de más de 40 millones de metros cuadrados de viviendas que consideran ilegales, forzando así a sus habitantes, a buscar mejor porvenir en otras ciudades.


La mayoría de los afectados por esta medida, son inmigrantes del propio país, provenientes de zonas rurales, que intentaban ganarse la vida en la urbe. Algunos de ellos indocumentados, según las fuentes consultadas.

Esta medida ha causado una gran indignación entre la sociedad china. Según algunas fuentes, el gobierno municipal, intenta de este modo eliminar a las clases más bajas, dejando sitio a ciudadanos con mayor estatus y poder adquisitivo.

Estas políticas según los expertos, esta medida podría afectar a la economía, ya que generará escasez de mano de obra barata y poco cualificada.

Las autoridades municipales aseguran, que aprovecharán casi la mitad del espacio ganado, para crear más zonas verdes en la ciudad.

La misma escena se vive en Shangai, una ciudad más grande incluso que Pekín, con más de 23 millones de habitantes.


Tal vez te gustaría leer

No hay comentarios: