Así viven los niños soldado en Sudán del Sur

/
0 Comentarios
Sudán del Sur es un estado nuevo en el continente africano. Se independizó de Sudán en el año 2011, tras años de guerra, esperanzados por un nuevo porvenir (se trata de un país rico en petróleo).

Sin embargo, en el año 2013 estalló otro conflicto armado en Sudán del Sur, que ha matado ya unas 300.000 personas, y ha obligado a 4 millones de habitantes a desplazarse forzosamente, (un cuarto de la población que conforman 12 millones de habitantes).


Un país dividido por etnias, cada una con su propia guerrilla.

Actualmente el país está dividido por regiones que controlan pluralidad de milicias pertenecientes a las 35 etnias distintas que lo conforman.

Prácticamente cada etnia controla una región, y tiene su propio brazo armado. Mientras, el control Gobierno de Sudán del Sur, se reduce a unas pocas poblaciones. 

Son como 35 países distintos, no existe una identidad nacional, cada etnia reconoce únicamente su propia autoridad, e ignora a las demás. Hablan su propia lengua, y desconocen las lenguas de otras etnias.


Obligados a matar a sus propios padres.

Las decenas de guerrillas que controlan el país reclutan niños soldados.  Se estima que en Sudán del Sur hay cerca de 19.000 niños soldado.

En algunas zonas, la presencia de niños soldado está normalizada. En algunas regiones como Yambio, el 60% de los niños ha sido reclutado por las milicias. La mayoría de niños reclutados tiene entre 14 y 17 años, aunque también los hay más jóvenes.

Algunos llegan obligados (normalmente secuestrados), otros se inscriben voluntariamente, por ser su único modo de supervivencia. No en pocas ocasiones, las milicias matan a sus familiares, de modo que los niños quedan huérfanos, y se ven abocados a formar parte de la milicia para sobrevivir. En ocasiones, la propia milicia les obliga a matar a sus propios padres y hermanos, como una forma de adoctrinarlos y anularlos moralmente. En otras ocasiones, les obligan a presenciar su ejecución.





Los niños soldado son enviados a misiones, para atacar poblaciones o vehículos, en busca de dinero o comida, en un país extremadamente pobre, donde más del 90% de la población sobrevive con menos de un dolar al día.

Estos niños son educados violentamente, para atacar y saquear aldeas, así como secuestrar, violar y matar a sus habitantes. Fuman drogas y beben alcohol para inhibirse emocionalmente. Si desobedecen o se equivocan, reciben una paliza o son asesinados en presencia de sus compañeros. Por lo que se limitan a obedecer.


Rescatados.

Algunos de estos niños han sido rescatados, y han recuperado su vida. El gobierno sudanés, en colaboración con UNICEF, ha conseguido liberar este año cerca de 600 niños soldado, a los que espera, se sumen otros 400. Tras su liberación, celebran las llamadas ceremonias de desmovilización, en las cuales, en un acto público, los niños, armados y vestidos de guerrilleros, dejan sus armas y recogen material escolar, como representación de su regreso a una vida normal

.Hoy en día, muchos de los niños rescatados, están traumatizados, sufren ansiedad, depresión, estrés postraumáticos y flashbacks. Un 85% del total de niños soldado tiene secuelas, un 15% sufre patologías psicológicas, y un 5% tiene trastornos psicológicos graves.




Acuerdo de paz.

Actualmente, el gobierno sudanés está en vías de negociación de un acuerdo de paz para poner fin a los casi cinco años de guerra, con las principales milicias del país. Uno de los principales términos del acuerdo, es la integración de cinco vicepresidentes en el Gobierno sudanés, uno de los cuales sería el principal líder rebelde, Riek Machar.

Este acuerdo de paz, previsto para firmarse hace tan solo unas semanas, ha sido pospuesto por parte del gobierno sudanés, que ha declarado no estar preparado para firmarlo, pues precisa proponer algunas modificaciones.


Tal vez te gustaría leer

No hay comentarios: