Casi 13 millones de personas en España vive con menos de 684 euros al mes; se trata del 27,9% de la población, es decir, casi un tercio. De estos, más de un millón perciben solo 342 euros al mes. 

La apabullante cifra deja sin palabras; se trata de los nuevos pobres, personas en riesgo de exclusión social. Un 32% de estas personas trabajan, en un empleo precario que únicamente les permite sobrevivir sobrevivir.

De los trece millones, 82,1% son españoles, por un 17,9% de extranjeros (si bien, hay que tener en cuenta que la población extranjera en España es de 4,5 millones de personas, por lo que porcentualmente, los extranjeros padecen la pobreza en mayor medida que los españoles.

Este problema afecta de forma especial a los jóvenes de entre 16 y 29 años; uno de cada cuatro son pobres.

A pesar de la recuperación económica, las personas empobrecidas siguen sin levantar cabeza. El porcentae de personas en exclusión social sigue creciendo desde el año 2009, cuando se situaba en el 24,7%, frente al 27,9% actual.
Por tanto, los datos macroeconómicos que arrojan brotes verdes, no beneficia a estos nuevos pobres, cuya situación sigue enquistada.

Si bien, existe una correlación en cuanto a mayores estudios, menor riesgo de probreza, puesto que de estos trece millones, el 28,7% únicamente terminó la educación primaria, frente al 15,5% que tiene estudios superiores. Por tanto, a mayor nivel de estudios, menor riesgo de pobreza.

Según el séptimo informe sobre la pobreza de EAPN, el 22% de los pobres en España ha tenido que acudir a amigos y familiares para pedir alimentos y productos de primera necesidad. Mientras el 14% ha acudido a ONGs y organizaciones caritativas.

La vida pasa para todo el mundo, pero no para todo el mundo pasa igual.


El diario The Chicago Tribune, publicó ayer un artículo donde advertía de la creciente adicción de los niños a los vídeos pornográficos de libre acceso que pueden encontrarse en la red.

Según el diario, la primera exposición a contenidos pornográficos se produce en la edad promedio de 11 años, mientras el 94% de los niños de 14 años ya visualizan frecuentemente estos vídeos.

La alarma surge por el contenido de los vídeos, que cosifican a la mujer, muestran al hombre como un animal, y en el 88% de estas grabaciones, se contienen actos violentos contra la mujer.

La insana afición al porno no es baladí, puesto que produce graves efectos en los jóvenes, desde cansancio, pasando por la adicción y culminando con un mayor riesgo de que estos jóvenes se conviertan en futuros agresores sexuales.

Según el diario, el porno se ha propagado a una velocidad peligrosa, cuando hace años, estaba limitado a las revistas para adultos, que únicamente contenían fotografías de mujeres semidesnudas, en contraste con la actualidad, con internet lleno de vídeos con contenido sexual explícito y accesible a cualquier edad.

El diario The Chicago Tribune, recoge testimonios de niños que se levantan a media noche para mirar porno, y que pasan horas y horas abducidos por sus contenidos.

Finalmente, se aconseja a los padres que aborden este problema a una temprana edad, para evitar una mala evolución y desarrollo de sus hijos.


Miles de personas pertenecientes a la casta de los dalits (intocables) en la India, han salido a la calle a protestar por la decisión del Tribunal Supremo indio, el pasado 20 de marzo, de enmendar la Ley de Prevención de Atrocidades, que hasta la fecha, suponía una importante protección para este colectivo de personas, pertenecientes a la citada casta.

El sistema de castas en India tiene origen en las creencias religiosas hinduistas. Con arreglo a este sistema, la población india se divide en cinco grupos sociales: la casta sacerdotal, los dirigentes o administradores, los comerciantes y los obreros o campesinos. 

Finalmente, existen los dalits (intocables), que se sitúan por debajo de los anteriores grupos y suponen cerca de un cuarto de la población total india. Se trata de una clase socialmente muy desfavorecida y discriminada, que desarrolla los peores cometidos de la sociedad, como limpiar alcantarillados o recoger excrementos humanos en las calles.

Según portavoces de los dalits, la enmienda de la Ley de Prevención de Atrocidades, supone una rebaja en la protección de la que gozan las personas pertenecientes a esta casta. Por ejemplo, esta ley castiga los insultos contra personas de esta casta, con una detención sin posibilidad de fianza, lo cual supone, según el Tribunal Supremo indio, que se pueda privar de libertad a una persona por la mera palabra de otra. Por ello, el Tribunal Supremo indio ha concluido que se han producido abusos y arrestos indiscriminados al amparo de esta ley, y ha establecido que será necesaria, de forma previa a cualquier detención, una investigación policial, que en la mayoría de casos, según portavoces de la casta, quedaría impune.

Debido a esta decisión, que ha causado la frustración de los dalits, se convocaron manifestaciones, para hoy lunes 2 de abril, que tras diversos disturbios, se han saldado con al menos 9 muertos y centenares de heridos.



21 de marzo, día mundial del Síndrome de Down, una anomalía que comporta una discapacidad intelectual en mayor o menor grado. La causa, es una copia extra del cromosoma 21, por lo que también recibe el nombre de Trisonomía 21.

En España hay 35.000 personas con síndrome de Down, de las cuales entre 5 ó 6 mil, son niños. 

En Europa, aproximadamente 1 de cada 700 bebés, nacen con Síndrome de Down.

Sin embargo, actualmente en España la tasa es menor, únicamente nacen 1 de cada 2.000 bebés con este síndrome. Afirma Agustín Matía, Gerente de la Federación Down España, Álvaro Pastor y Antonio Naharro que según datos de Eurocat 2014, el 90% de las madres interrumpen su embarazo, cuando saben que su futuro bebé nacerá con Síndrome de Down.

Por este motivo, algunos expertos aseveran que es necesario facilitar mayor información a los padres, y para ello es necesario ampliar los plazos de interrupción del embarazo, puesto que no se puede tomar una decisión bien valorada en tan poco tiempo.

La edad de la madre es un factor de riesgo fundamental, el riesgo de síndrome de down se incrementa al cumplir la madre 32 ó 33 años.

La esperanza de vida de una persona con Síndrome de Down es de 62 ó 63 años, y sigue en aumento.



"Puedes ser lo que quieras ser"

Esta afirmación nace de la boca de Tonet Martínez, de 31 años, campeón de natación en Atenas, en los 50 metros de Crol, todo un ejemplo de superación.

No es una enfermedad, es una limitación

Como diría Pablo Pineda, primer licenciado con Síndrome de Down en toda Europa, no se trata de una enfermedad, ni existen grados de Síndrome de Down, sino diferencias y limitaciones, como ocurre con todas las personas.


También merece destacar, la película protagonizada por Pablo Pineda, titulada "Yo también", coprotagonizada por Lola Dueñas, y dirigida por Álvaro Pastor y Antonio Naharro. La película fue nominada 4 veces a los Goya, y galardonada con el Goya a mejor actriz protagonista (Lola Dueñas) y mejor canción original.

Campeones

Javier Fresser, estrenará su próxima película "Campeones" el próximo 6 de abril de 2018. Un film repleto de humor con un mensaje entrañable. Cuenta la historia de un entrenador de baloncesto, que termina dirigiendo un equipo formado con personas con discapacidad intelectual.





Si te ríes de un niño diferente, él se reirá contigo, porque su feliz inocencia, supera tu ignorancia.
Como siempre, en este blog de ingobernables, toca poner el foco donde no lo ponen los medios de comunicación, e intentar hacer llegar esta información al máximo número de persona posibles, para lo cual, se agradece vuestra difusión en redes sociales.

En esta ocasión es necesario hablar de Nigeria, un país atemorizado por el grupo terrorista Boko Haram, compuesto en parte por niños soldado, que tiene como objetivo la población civil y los centros escolares del país.


Secuestradas 110 niñas en un centro escolar femenino de Dapchi

El pasado lunes 26 de febrero de 2018, tras un baile de números contradictorios, el Gobierno de Nigeria, por fin confirmó la desaparición de 110 niñas, en una escuela femenina de Dapchi (estado de Yobe, Nigeria) tras un ataque el pasado 19 de febrero de 2018, perpetrado por el grupo terrorista Boko Haram. El presidente del país, Muhammadu Buhari, ha confirmado que las niñas fueron secuestradas durante el ataque.

Los terrorista, llegaron el pasado 19 de febrero a la escuela, con camiones, armados, vestidos con ropa de camuflaje, provocando el terror en el centro educativo, y la huida de cientos de profesoras y alumnas.

La escuela contaba con un total de 906 estudiantes, por lo que la cifra del secuestro, supone un 12% del total.

El presidente del país ha anunciado que reforzará la vigilancia en las escuelas enviando efectivos de las Fuerzas Armadas y la Policía nigeriana.


Secuestro de Chibok

No es la primera vez que el grupo terrorista Boko Haram actúa de este modo. De hecho, este grupo terrorista Boko Haram, ataca frecuentemente centros escolares. El 14 de abril de 2014, los terroristas secuestraron y esclavizaron a 279 niñas, en un colegio femenino de la localidad de Chibok (estado de Borno).

Un buen número de estas niñas fueron liberadas con posterioridad, pero se calcula que quedan cautivas 112 de las mismas.

Boko Haram, el grupo terrorista que causa estragos en Nigeria

El grupo terrorista Boko Haram, considera que la occidentalización de Nigeria, es causante de la corrupción del país. 

Los terroristas se esconden y son más fuertes en las zonas montañosas del país. Su principal objetivo es la población civil. Han asesinado a miles de civiles, y solo en los años 2014 y 2015, secuestraron cerca de 2.000 mujeres y niñas. Atacan frecuentemente centros escolares y han matado a centenares de niños.

El Gobierno nigeriano declaró estado de emergencia en Borno para combatirlos. Varios líderes y militantes del grupo terrorista, ya han sido abatidos o detenidos.


El Consejo de Seguridad de Naciones Unidad, por unanimidad, aprobó un alto el fuego el pasado 24 de febrero de 2018 durante 30 días.

Dimanante de lo anterior, el Centro Ruso de Reconciliación, en coordinación con las autoridades sirias, establecieron una tregua de 5 horas diarias en el enclave rebelde de Ghouta Oriental. 

Para hacerla efectiva, se abrieron corredores humanitarios, para poder entregar ayudas, y evacuar civiles y heridos. También se preparó un centro de acogida temporal, en las cercanías de Damasco.

Sin embargo, a pesar de que la tregua entraba en vigor este 27 de febrero de 2018, los grupos armados se muestran reacios a respetar dicha tregua, y se acusan mutuamente de violarla.

El régimen sirio asegura que grupos rebeldes han lanzado cohetes contra los corredores humanitarios.

Por su parte, Rami Abdel Rahman, Director del Observatorio Sirio de los Derechos Humanos (OSDH), asegura que "El régimen sirio (de Bashar Al Assad) lanzó desde las 09:00am un total de nueve ataques, incluyendo seis obuses de artillería, dos barriles de explosivos y un ataque aéreo".

Finalmente, Naciones Unidas asegura que continúan los ataques, lo que hace imposible enviar ayuda humanitaria.

Se asegura que al menos 1 niño ha muerto, y 16 personas han resultado heridas durante el último ataque.

En los últimos 10 días, desde el 18 de febrero, han muerto 560 personas durante los bombardeos.

Hay acusaciones sobre el uso de armas químicas contra la población civil, que se saldaron con 14 casos de asfixia. Un médico afirmó sospechar de un ataque con gas de cloro.

Los ataques aéreos tienen sitiados a 400 civiles.




Hace un par de días recibíamos la siniestra noticia de la muerte de al menos 21 inmigrantes procedentes del África Subsahariana al naufragar sus pateras, mientras cruzaban las aguas próximas al Cabo de Tres Forcas (costa norteafricana cercana a Melilla), en busca de una vida mejor.

Sin embargo, tan cerca de conseguir su objetivo (la barca tenía Melilla como destino), estas 21 personas perdían la vida.

En la embarcación navegaban 47 personas procedentes de países como Malí, Guinea Conakry y Costa de Marfil, huyendo de la extrema pobreza, que cabe subrayar, padecen más de un 50% de la población de estos países, cuyos habitantes, en muchos casos, tienen unos ingresos diarios inferiores al equivalente al 1 dólar americano, a pesar de que algunos de estos países, están dotados de recursos tan valiosos como el oro, el uranio, o la sal, como es el caso de Malí, considerado uno de los países más pobres del mundo.

La vida de los inmigrantes no es sencilla, ni acomodada, ni relajada; cada uno de ellos tiene una dura historia que contar. Dicen que en sus países, no tienen oportunidad alguna, que están condenados a la pobreza, y en algunos casos, sometidos a la violencia. Muchos países africanos, están muy alejados del desarrollo, por ese motivo, se están despoblando, especialmente de gente joven, ya que muchos de ellos deciden aventurarse y migrar, hacia países desarrollados, para intentar labrarse un futuro digno.

En este artículo conoceremos el número de inmigrante que atraviesan nuestras costas, la mala reputación de los centros CIE, y los datos de inmigración en España, entre muchas otras cosas.



Número de inmigrantes que llegan en patera

La sórdida situación en estos países, obliga cada año a miles de personas a cruzar nuestras costas en busca de un mejor porvenir.

Más de 20.000 inmigrantes intentaron cruzar las costas españolas en 2017, de los cuales, 206 fallecieron. 

En el año 2016 Salvamento Marítimo, rescató aproximadamente a 13.500 personas que intentaban alcanzar suelo español en patera. Fallecieron 128 personas ese año.

Más información en eldiario.es

Datos a nivel europeo:

Si trasladamos los datos a nivel europeo, el número de desembarcos que ha tenido lugar en Europa durante el año 2017, ronda los 200.000 personas, siendo Grecia e Italia los países que más inmigrantes reciben.

Del total, se registraron 3.800 muertes o desapariciones desde enero hasta octubre de 2017.

En el año 2016, se registraron 5.096 muertes, la mayor cifra de los años de los que se tienen datos, coincidiendo con la crisis de los refugiados sirios.


Menores de edad que viajan en patera

Según las memorias de la Fiscalía General del Estado, en el año 2016, un total de 3.997 menores inmigrantes llegaban a las costas españolas, de los cuales, 588 lo hacían solos, sin un adulto que los acompañase.

Durante el mismo año, algo más de 100.000 menores inmigrantes llegaban a Europa, de los que 33.000 viajaban solos, sin un adulto que les acompañase.


Incidentes a la llegada de inmigrantes

La toma de contacto con nuestro país no suele ser pacífica para los inmigrantes. No son bien recibidos por los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, que intentan impedir su entrada en nuestro país, y en ocasiones, estas batallas transfronterizas, se saldan con incidentes violentos.

En agosto de 2017, un total de 187 inmigrantes lograron cruzar un paso fronterizo en Ceuta, y fueron recibidos a golpes de porra y patadas por los agentes de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad. Hubo heridos de ambos bandos, un policía se rompió la tibia y el peroné intentando frenar la entrada, y 5 inmigrantes tuvieron que ser hospitalizados según El Confidencial.

Quien no recuerda también, el incidente de fecha 6 de febrero de 2014, en la frontera de Ceuta, en el que el Ministerio de Interior reconoció el disparo de pelotas de goma, y murieron 14 inmigrantes.


Centros CIE para la expulsión de inmigrantes

Cuando se detiene a estos inmigrantes irregulares, se les deriva a un centro CIE, cuyo objetivo es tenerlos localizados mientras se tramita una orden de expulsión del país.

Sin embargo, según los testimonios, los centros CIE no son un hotel para los inmigrantes, pues el trato que reciben es hostil. Se les hace entender que no son bienvenidos. Su internamiento durante unas semanas, es parecido a un campo de concentración, según un testimonio. Reciben golpes y un trato poco amable.

En noviembre de 2017 se juzgó a dos policías por la agresión de un interno en un centro CIE de Madrid.


Sin embargo, los policías que trabajan en estos centros, también denuncian que tienen mucha gente bajo su control, y que existen algunos intentos de motín; por lo cual denuncian estar desbordados ante esta situación.

El plazo máximo para tramitar la expulsión es de 60 días, sin embargo, en muchas ocasiones (aproximadamente un 70% de las ocasiones) no se consigue una deportación efectiva, porque el inmigrante no lleva consigo su identificación, y ello supone una traba para tramitar su expulsión, que termina con la puesta en libertad o con un traslado a otro centro, o a alguna entidad de ayuda humanitaria con la que la Administración tiene convenios de colaboración.

Algunos inmigrantes se deshacen de su documentación, a fin intentar quedarse de este modo en España. Intentan ganarse la vida, aunque con una orden de expulsión en las espaldas, que puede suponer su reingreso en el CIE. Cuando pueden demostrar arraigo en España, intentan pedir un cambio de la orden de expulsión, por una multa dineraria.


Población inmigrante residente legalmente en España

Según el Instituto Nacional de Estadística (INE), la población extranjera residente legalmente en España es de 4.418.898, la población española 42.019.525 y el total 46.438.423 habitantes (lo cual supone un 9,52% de población extranjera), entre los que predominan:

Ibéroamericanos = 1.500.000 personas aproximadamente. (principalmente, Ecuador, Colombia, Argentina, República Dominicana, Bolivia, Perú y Brasil).

Europa Occidental = 872.000 personas aproximadamente. (principalmente, Reino Unido, Alemania, Italia, Francia y Portugal).

Europa del Este = 735.500 personas aproximadamente. (Principalmente, Rumanía, Bulgaria, Ucrania, Polonia)

África del Norte = 614.400 personas aproximadamente. (Marruecos y Argelia).